Posted By Base
Cómo saber si tu perro te quiere a ti más que a nadie

Busca el contacto visual frecuente y afectuoso. En muchos casos, hacer contacto visual con un perro puede indicar agresión o una competencia por el dominio. Por eso se recomienda no mirar a los perros extraños a los ojos. Sin embargo, si a tu perro le gusta mirar a los ojos sin mostrar ningún tipo de agresividad o irritación, esa es una gran señal de que te ama.[1]

  • Una mirada pacífica o alegre que haga contacto visual contigo indica que el perro se siente completamente cómodo a tu alrededor.
Ten cuidado si la cola del perro se mueve hacia la derecha. Al parecer, no todos los movimientos de cola tienen la misma intención. En muchos casos, una cola que se mueve más hacia la derecha del perro que a la izquierda indica felicidad y afecto. Si se mueve más hacia la izquierda, eso puede indicar ansiedad o irritación.[2]

  • Sin embargo, puede que no sea el caso para todos los perros. Mientras la cola del perro se mueva de forma paralela al suelo y este luzca feliz de otras maneras, es más probable que se trate un movimiento de cola afectuoso.
Date cuenta si te busca con regularidad. Durante un paseo, ¿con frecuencia deja de olfatear todo para mirar hacia donde estás tú? Si estás en una habitación de la casa a la cual él no tiene permitido el acceso, ¿pasa el rato cerca de la puerta o se pasea con frecuencia para ver lo que estás haciendo? En esencia, si siempre quiere saber cómo estás y lo que estás haciendo, ¡es probable que te quiera de verdad![3]

  • Si eres propenso a pasear a tu perro junto con tu cónyuge, pareja, hermano, padre, amigo, etc., observa de quién anda pendiente el perro la mayoría de las veces. ¡Posiblemente esa sea la persona quien más quiere!
Piensa en lo emocionado que se pone al verte. Si el perro no puede contener su emoción cuando llegas a casa del trabajo o la escuela, esa es una buena señal de su afecto por ti. Si ni siquiera parece darse cuenta cuando entras a la casa, existe una gran posibilidad de que no seas su ser más querido.[4]

  • Por supuesto, distintos perros tienen distintos niveles de excitación general, por lo que tendrás que comparar de qué manera te responde a ti a diferencia de cómo les responde a otras personas. Por ejemplo, si tu perro se emociona cuando alguien entra por la puerta, pero se emociona MUCHO MÁS cuando entras tú, eso es una buena señal.
Considera lo rápido que se calma a tu alrededor. Este es el otro lado de la moneda con respecto a su explosión de excitación al verte. Si, después de su entusiasmo inicial, desea rápidamente acurrucarse contigo o simplemente pasar el rato cerca de ti, esto indica un alto nivel de comodidad contigo.[5]

  • Es fácil para un perro emocionarse con alguien que le agrada. Sin embargo, si puede calmarse rápidamente en tu presencia entonces el perro demostrará un mayor grado de confianza y afecto.
Observa si les gusta tomar tus cosas o acurrucarse en ellas. Es posible que te moleste un poco cuando tu perro pasea por ahí con tu zapatilla en la boca o se acurruca en la sudadera que dejaste en la cama. Pero, ¡esto es amor! Los artículos personales de este tipo llevan tu olor impregnado, y el perro querrá estar cerca de este aroma que le hace recordar a ti.[6]

  • Así que, en lugar de molestarte porque solamente tus pantuflas hayan terminado con marcas de dientes y baba en ellas, ¡cuéntales a todos los demás en la casa que este un signo de tu estado más favorecido!
Evalúa la rapidez con la que responde a tus llamadas y órdenes. Se puede entrenar a los perros para obedecer llamadas y órdenes de numerosas personas. Sin embargo, cuanto más rápido y ansioso responda a las órdenes, es más probable que sienta un profundo afecto por la persona.[7]

  • Responderá más rápidamente debido a que desea estar cerca de ti y quiere complacerte.
  • Si el perro no es muy bueno obedeciendo órdenes en general, el mero hecho de que tienda a obedecerte más a menudo podría ser una muestra de su afecto.
Determina si has sido su cuidador principal entre los 0 y 6 meses. Es natural para un perro forjar un vínculo fuerte con quien satisface sus necesidades diarias cuando es un cachorro. Si asumiste la responsabilidad de cuidarlo durante esta etapa temprana de su vida, existe una buena probabilidad de que haya desarrollado un amor profundo y duradero hacia ti.[8]

  • No es de extrañar que la calidad del cuidado que le des y la cantidad de afecto que demuestres durante esta edad temprana impacte en la fuerza de su vínculo contigo.
  • Esto no significa que no puedas forjar un vínculo profundo con un perro que hayas adoptado en edad adulta. Es posible que tome más tiempo desarrollar la confianza, comodidad, y el afecto, pero la mayoría de los perros quieren y se unirán con la persona que les haya dado un cuidado amoroso.
Analiza la cantidad y calidad del tiempo que pasas con tu perro. Este es el factor principal que puedes controlar en cualquier relación con un perro. ¿Pasas mucho tiempo con el perro, y te aseguras de que el tiempo se pase de una manera positiva? ¿Juegan, hacen ejercicio, exploran y se relajan juntos? ¿Te aseguras de alimentarlo, darle de beber y mantenerlo limpio y saludable? [9]

  • Aunque no hayas sido el compañero humano más atento, ¡nunca es demasiado tarde para empezar!
Observa si ha tenido asociaciones positivas contigo o personas como tú. Se podría decir que los perros a veces se conectan con estereotipos o perfiles. Por ejemplo, si su primera cuidadora ha sido una mujer, es más fácil que forme vínculos afectivos con las mujeres. O, si cuando era cachorro tenía un dueño descuidado con barba, es posible que le asusten las personas con barba.[10]

  • Puedes superar las asociaciones negativas que un perro haya formado, aunque es posible que lograr construir un vínculo fuerte y amoroso requiera más tiempo y esfuerzo. Lo más importante que puedes hacer es asegurarte de que tenga experiencias positivas contigo desde el principio.
Averigua si tienen personalidades similares. Tal como los humanos, algunos perros son más extrovertidos y sociables, mientras que otros son más introvertidos y reservados. Si tú y el perro prefieren un juego tranquilo de atrapar la pelota a solas en el patio en vez de salir a un parque de perros, existe una gran posibilidad de que se forme un lazo profundo.[11]

  • Esto no significa que no puede ocurrir un escenario de “los opuestos atraen”, ya que una gran cantidad de perros sociables y personas tímidas (y viceversa) desarrollan lazos amorosos. Pero, tener personalidades similares simplemente tiende a hacer el proceso más fácil.
Sé recíproco con sus muestras de afecto. Si se emociona cuando vuelves a casa, demuéstrale que tú también está emocionado de verlo. Si miran hacia atrás a menudo para comprobar dónde estás durante los paseos, llámalo regularmente para hacerle saber que tú también lo estás vigilando. Si se arrima hacia ti, tú también hazlo.[12]

  • Si bien debes evitar mirar a los perros desconocidos que te miren, es una buena idea darle una mirada cariñosa a un perro que conoces y te ama.
Pasa al menos unos 30 minutos a solas con tu mascota al día. No importa lo ocupado que estés, reserva por lo menos un bloque de media hora de tu tiempo para dedicarlo exclusivamente a tu compañero canino. Elimina todas las distracciones. Jueguen su juego favorito en el patio, o den un largo paseo y concéntrate en tu mascota en lugar de tu teléfono.[13]

  • Para aquellos a quienes les gusta ver a su perro como si fuese un “hijo”, vale la pena señalar que esto es muy similar a los consejos que se dan a los padres para ayudarlos a relacionarse con sus hijos.
Dale lo que necesite, protégelo, y respétalo. En pocas palabras, ama a tu perro y él también te amará. Los perros han sido criados durante siglos para ser compañeros excepcionales de los humanos, por lo que ser un cuidador atento y un amigo afectuoso activará su deseo innato de vincularse contigo.[14]

  • En muchos sentidos, las relaciones entre humanos y caninos no son tan distintas de las relaciones humanas: se obtiene lo que se da.

Source : Es.WikiHow.com

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *