Posted By Base
Cómo comprender el significado de una relación

Decide si es momento de conversar. Si has pasado mucho tiempo con una persona y crees que estás desarrollando sentimientos románticos hacia ella, pero no sabes si tus intenciones son recíprocas, quizás sea hora de tener una conversación para “definir la relación” (lo cual muchas personas denominan DLR). Este es un paso muy importante en el que decidirán si quieren ser solo amigos o tienen otras intenciones, en cuyo caso establecerán cuáles son exactamente.[1]

  • Es prácticamente imposible descubrir la situación actual de una relación sin hablar del tema. Una conversación para definir la relación les permitirá abrirse con el otro para dejar de ser “solo amigos” y convertirse en una “cita” o una pareja “oficial”.
  • Quizás sea hora de tener este tipo de conversación si estás considerando la idea de salir con otras personas o quieres dar un paso más y tener un acercamiento más físico (o si ya lo has hecho).[2]
Habla en privado con la persona en cuestión. Este no es el tipo de conversación que puedas tener a través de mensajes de texto o en una reunión social. Lo mejor es mantener las charlas importantes en persona para poder evaluar las reacciones de tu interlocutor.[3]

  • En ocasiones, está bien tener una conversación por escrito, en especial si eres una persona tímida o tienes miedo de exponer a la otra persona. En estos casos, una buena idea es expresar tus sentimientos a través de una carta escrita a mano, en lugar de escribirla en la computadora o enviarla por mensaje de texto. Esto te permitirá expresar tus sentimientos de manera más personal, además de contar con la ventaja de poder editar tus palabras antes de enviar o entregar la carta.
Abre tu corazón. Habla con la persona en cuestión y cuéntale acerca de tus sentimientos. Además, asegúrate de preguntarle qué siente por ti. No es necesario proponer un compromiso. Basta con preguntarle cómo se siente con relación a los momentos compartidos para descubrir si existe otro interés más allá de la amistad.

  • Evita ser muy dramático o romántico al expresar tus sentimientos por primera vez. Si bien puede parecer tierno o adorable en una película, en la vida real la otra persona podría sentirse expuesta si le declaras tu amor eterno dado que, hasta el momento, solo han sido amigos. Por lo tanto, lo mejor es ser honesto, pero un poco reservado si crees que estás comenzando a enamorarte.
  • Por ejemplo, puedes decir “Me gusta mucho estar contigo. ¿Es una impresión mía o hay un sentimiento confuso entre nosotros? Creo que mi interés hacia ti va más allá de una amistad. ¿Tú qué sientes?”.
Dale un tiempo para pensar. Si la persona en cuestión no había notado nada acerca de tus sentimientos hacia ella, quizás la conversación la tome por sorpresa. Por lo tanto, dale tiempo para procesar la información y evaluar sus propios sentimientos, en lugar de exigirle una respuesta en el momento.

  • Por ejemplo, en algunas situaciones en las que ha habido un acercamiento físico, está bien preguntarle cuáles son sus intenciones o consultarle si quiere continuar de esa forma. Sin embargo, si hasta el momento solo han sido amigos, lo más probable es que la otra persona necesite un tiempo para procesar la información.
Identifica las expectativas de los demás. En cualquier relación, todos los participantes deben saber cuáles son las expectativas para evitar la sensación de estar siendo utilizado o ignorado.

  • Si estás saliendo con alguien, es importante que ambos estén de acuerdo a la hora de definir la frecuencia de los encuentros, de las conversaciones o los mensajes, de los límites de la intimidad física y de la exclusividad de la relación.
  • En los matrimonios y las relaciones laborales, es importante comprender el rol y las responsabilidades de cada uno para evitar resentimiento o confusión.
Ten una comunicación abierta y eficaz. Todas las relaciones pueden mejorar al optimizar la calidad de la comunicación. Desafortunadamente, la mayoría de las personas no aprenden a comunicarse de manera efectiva a medida que crecen, por lo que puede ser difícil tener un diálogo o defender un punto de vista sin hacer un esfuerzo consciente por aprender los conceptos básicos de una comunicación efectiva.

  • En una relación, es importante abordar los conflictos y desacuerdos teniendo en mente que los participantes son un equipo. En lugar de ver este desacuerdo como una oportunidad para probar que tienes razón o para ganar una discusión, abórdalo como un desafío que requiere que encuentren una solución beneficiosa para ambos.
  • No ocultes tus sentimientos negativos durante mucho tiempo sin expresárselos a tu pareja. De lo contrario, esta actitud solo generará resentimientos. Si te sientes enojado o triste con la relación, procura comprender los motivos y luego habla con la otra persona al respecto. Exprésale tus sentimientos y sugiere cosas que podrían mejorar la situación.
Busca el equilibro entre tus necesidades y las de tu pareja. Las personas suelen aprender a poner las necesidades de los demás por encima de las propias, y la abnegación puede ser una gran cualidad en las relaciones. Sin embargo, no debes sacrificar tu felicidad o tus necesidades para satisfacer a los demás. Esta actitud solo te causará un gran agotamiento o decepción.

  • Siempre que lo necesites, tómate un tiempo para recargar tus energías. Está bien disfrutar una salida con tus amigos o pasar la noche leyendo un libro.
  • No tengas miedo de transmitirle tus necesidades a tu pareja.
Presta atención a las señales de disfunciones. Todas las relaciones deben hacerte sentir feliz y bien contigo mismo por la compañía del otro. Sin embargo, las relaciones pueden transformarse en una carga que puede afectar el estado de ánimo. Si este es tu caso, quizás sea hora de terminar la relación o buscar ayuda profesional. Observa las siguientes señales de advertencia:[4]

  • Una de las partes tiene más control o poder que la otra, y le exige a su pareja que haga lo que quiere o dice. Por ejemplo, puede limitar las personas con quien puede verse, controlar sus gastos o sus demostraciones de afecto.
  • Una persona (o ambas) se vuelve emocionalmente manipuladora e intenta provocar una reacción por parte de su pareja al fomentar sentimientos de culpa, lástima o celos.
  • Una persona siempre da y la otra siempre recibe. Por ejemplo, un amigo podría esperar que siempre renuncies a tus planes para estar con él, que lo saques de aprietos o que seas afectuoso físicamente sin tener ningún tipo de compromiso.
Reconoce que cada persona tiene un concepto diferente de las relaciones. A lo largo de la vida, conocerás distintas personas y construirás relaciones complicadas y personales con ellas como, por ejemplo, amistades, vínculos laborales, románticos y familiares.

  • Ten en cuenta que las relaciones son tan únicas y diferentes como las personas que las integran. Existen diversas expectativas en cada una de ellas. Con frecuencia, estas expectativas son expuestas en conversaciones, pero, en otros casos, son reglas tácitas que se desarrollan a medida que las personas comparten más tiempo juntas.
Aprende más acerca de los distintos tipos de amistad. Las amistades son platónicas, es decir, que no existe un interés sexual entre las partes. Estas relaciones satisfacen la necesidad humana de estar cerca de otras personas similares, y de sentir seguridad y valoración por las cualidades propias.

  • Algunas personas son solo “conocidas” como, por ejemplo, alguien que puedes encontrarte en un pasillo, sonreír y saludar. Si bien ayudan a establecer una conexión con el mundo, no suelen ser el tipo de personas a las que llamarías para salir. La única expectativa en este caso es la educación.
  • Otras relaciones son amistades casuales. Quizás hayas conocido a alguien por casualidad (por ejemplo, al compartir una clase o curso) e interactúes de vez en cuando debido a los intereses compartidos o la agenda en común. Con estas personas, puedes conversar acerca de asuntos más superficiales, pero es poco probable que llegues a saber mucho acerca de sus vidas personales.
  • Los amigos más íntimos son personas confiables con quienes prefieres estar siempre que tienes la oportunidad. Con ellos, puedes ser tú mismo y no tienes que preocuparte por impresionar a nadie. Mantener una amistad íntima requiere mucho esfuerzo, dado que se deben atención y tiempo como parte de la relación.
  • Los mejores amigos son amigos íntimos que han demostrado ser fieles, leales y confiables. Este tipo de relación ha sobrevivido con el paso del tiempo. Los mejores amigos se conocen entre sí mejor que nadie. No todo el mundo necesita tener una relación así, y eso está bien.
Comprende que las amistades buenas son esenciales. Los amigos pueden variar desde personas con quienes sales para divertirte hasta aquellas con quienes puedes contar para hablar acerca de tus problemas o para pedir consejos cuando los necesitas. Los amigos de verdad son una parte esencial de la vida, dado que te permitirán conocerte mejor a ti mismo, te ayudarán a tomar mejores decisiones y a conectarte con otras personas.

  • Los amigos de verdad siempre dicen la verdad y tienen en cuenta el bienestar del otro. Para descubrir si alguien es tu amigo, observa si te miente para complacerte o engañarte, o si intenta perjudicar tus esfuerzos o no demuestra interés en tus logros.
  • Se requiere un gran esfuerzo para mantener una amistad. Reserva un tiempo todas las semanas para hablar o visitar a tus amigos solo para ponerse al día y hacerles saber que te importan.
Comprende que las relaciones románticas pueden ser complejas. Al igual que en el caso de las amistades, las relaciones románticas pueden ser algo más casual o más íntimo, dependiendo de qué tan bien se conozcan o del compromiso que tengan (en otras palabras, de las expectativas de cada uno).

  • Algunas personas prefieren tener citas casuales y pasar mucho tiempo con distintas personas, quizás teniendo encuentros sexuales con muchas parejas casuales. La ventaja de este comportamiento es que permite descubrir cuáles son las características que deseas en una pareja amorosa, además de desarrollar tus habilidades de comunicación y de relación sin tener la presión del compromiso.
  • Otras personas prefieren involucrarse sentimentalmente y comprometerse con una sola persona. A la larga, la mayoría espera encontrar a alguien con quien pueda mantener una relación a largo plazo e incluso casarse.
Aprende más acerca de las relaciones laborales. Los compañeros de trabajo son aquellas personas que ves todos los días, pero que no siempre son cercanas. Estas relaciones pueden ser muy importantes a la hora de tener éxito en tu profesión. Si construyes buenos vínculos con las personas con las que trabajas o estudias, podrías demostrar que sabes trabajar en equipo.

  • Trata a todos con respeto y amabilidad, por más que no tengas interés en desarrollar una amistad con ellos por motivos sociales. Cada compañero de trabajo tendrá una experiencia de vida que puede ser muy útil en el ambiente laboral. Por lo tanto, procura ver las fortalezas de cada uno de ellos.
  • Con frecuencia, este tipo de relación puede coexistir con las amistades y los romances, lo cual puede llegar a ser un poco confuso (y, en el caso de las relaciones amorosas, podría ir en contra de las reglas de la empresa). Recuerda ser profesional en el ambiente de trabajo, y trata a todos por igual.
Familiarízate con las relaciones amorosas. Ya sea un enamoramiento o un matrimonio, las relaciones pueden ser complicadas y difíciles de entender.

  • Las relaciones románticas les dan a las personas la posibilidad de abrir sus corazones con los demás y a conectarse a un nivel más íntimo. Tu pareja verá tu lado bueno y malo, sin dejar de amarte. La comunicación es la clave para mantener una relación romántica feliz y saludable.
  • Justamente por esta intimidad en las relaciones románticas, pueden causar mucho dolor y sufrimiento ante cualquier malentendido, resentimiento o decepción. Escoge cuidadosamente a la persona con quien quieres abrir tu corazón, pero asegúrate de estar dispuesto a correr algunos riesgos en nombre del amor. De lo contrario, podrías perderte una gran relación.
Procura tener relaciones de calidad. Lo más importante es la profundidad y la sinceridad. Es mejor tener unas pocas relaciones buenas, sólidas y gratificantes que dividir tu atención en muchas personas que podrían entrar y salir de tu vida como les plazca.

Source : Es.WikiHow.com

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *